Según palabras del propio autor: "es dificil en el arte religioso ser profundamente renovador sin faltar a la misma esencia y finalidad del mismo. Es un arte que podamos llamar funcional, pero no entendido desde el punto de vista material, sino considerando la relación del alma con Dios. El arte religioso tiene todas las dificultades del profano y una hondura mayor. Este arte además, está vinculado al sentido tradicional. Se debe de recoger todo lo aprovechable de épocas anteriores y trabajarlo. De este conjugar lo tradicional con el medio que rodea al artista, nace la verdadera obra de arte religioso".
Inicio | Contacto Site desarrollado por Dfutura Soluciones Multimedia. Optimizado para 800x600